«Un día sin sonreír es un día perdido.»

         (Charles Chaplin)